Translate

lunes, 19 de febrero de 2018

"La máquina del tiempo" de H. G. Wells

Hoy compararemos la novela y la película “La Máquina del Tiempo”, novela de H. G. Wells (1895)  y película de George Pal (1960) con Rod Taylor de protagonista, titulada en España “El tiempo en sus manos”. Existe otras versiones pero la de Pal es la más famosa y la de mejor crítica.

La novela es corta poco más de 100 páginas por lo que no hubiera sido complicado una adaptación fiel y al detalle, en cambio en la película se hicieron bastantes cambios, se mantiene la historia general, viaje al futuro, los Eloi y los Morlocks, Weena y la vuelta coincidiendo con la cena con los amigos, pero muchos detalles cambian.

El viaje

Una de escenas famosas es la del maniquí cambiando de ropa mientras avanza la máquina a través de los años. Esa escena no aparece en la novela. En la película el viajero se detiene varias veces para comprobar como cambian las cosas, en la novela la primera parada es en el mundo de los Eloi.
Rod Taylor en la Máquina del Tiempo
La historia de amistad

La película muestra la historia de amistad del viajero con uno de sus amigos, en las paradas previas el viajero ve como su amigo guarda su memoria y se lo agradece en las escenas finales. En la novela esta historia no aparece. El nombre del viajero no se menciona (George Wells en la película) y el nombre de sus amigos en general tampoco, se usan sus profesiones y uno es el narrador. Solo se menciona el nombre de uno de los amigos Filby, nombre que toma la película para el mejor amigo del viajero, aunque en la novela el principal amigo parece ser el narrador cuyo nombre no se menciona.

Los Morlocks

En ambos casos los Morlocks habitan bajo tierra, tienen fobia a la luz y se alimentan de los Eloi. Pero en la novela no existe la alarma que los atrae a la esfinge, en la novela los Morlocks salen las noches  sin luna a cazar a los Eloi.
Morlocks
Weena y los Eloi

Aunque Weena aparece en la novela y la rescata igual que en la película, se repite su caída al agua y la indiferencia del resto de los Eloi, no hay un romance propiamente dicho y se la muestra más como una niña. Todos los Eloi se muestran con un aspecto más infantil que en la película. Weena desaparece durante el incendio del bosque (no se refleja en la película) y el protagonista la da por muerta.
La esfinge que atraía a los Eloi con la sirena
Viajes más allá en el tiempo

En la película cuando huye de los Morlocks en la máquina avanzando en el tiempo solo lo hace para librarse de ellos y rápidamente retrocede y vuelve a su época. En la novela avanza en el tiempo y se para varias veces, para ver que que ya no hay civilización y ver el declive del planeta.

Segundo viaje

En la película hace un segundo viaje para volver con Weena y construir con los Eloi una nueva civilización  después de destruir la ciudad subterránea de los Morlocks. En la novela da a Weena por muerta, nunca destruye la ciudad subterránea y el segundo viaje lo hace con una cámara porque sus amigos no creen su historia pero desconocemos el destino, en ambos casos no vuelve.

Conclusiones

Hay muchos cambios, personalmente me gusta más la película que la novela, la historia queda más cerrada y las relaciones entre personajes son mejores y más desarrolladas; pero si os ha gustado la película no os aburrirá la novela.

miércoles, 7 de febrero de 2018

El misterio de Edwin Drood: la novela inacabada de Dickens

Charles Dickens es famoso por sus novelas publicadas en prensa como folletines, capítulo a capítulo. Pero no hablaré de las famosas sino de la última e inacabada, al publicarlas en prensa las escribía sobre la marcha y con su novela final le sorprendió la muerte cuando llevaba veintitrés capítulos escritos y la mitad publicados.


El título de la novela es “El misterio de Edwin Drood” y se trataba de una obra de misterio, el típico asesinato que debe ser desvelado. Excelente según los críticos pero nunca sabremos el desenlace por la muerte del autor.

Muchos autores han intentado finalizarla la más famosa es la versión de León Garfield (1921-1966), respetando los 23 primeros capítulos finalizó la obra, según los críticos un resultado de calidad. Fue publicada en España por Edhasa.


Otra versión famosa es la del médium norteamericano Thomas P. James, mecánico de profesión, que sólo tres años después y usando escritura automática (es decir en un trance y en comunicación con el espíritu de Dickens) la finalizó. Sorprendentemente es la versión cuyo estilo se considera más próximo al propio Dickens. Sería un segundo misterio, un mecánico sin formación literaria imitando a Dickens.

domingo, 28 de enero de 2018

Dune: se prepara nueva versión cinematográfica

Se está preparando una nueva adaptación de la novela Dune (Frank Herbert 1965) al cine. El elegido va a ser Dennis Villeneuve el director de Blade Runner 2049.

El reto es complicado, la versión de David Lynch de 1984 resultó un fiasco, a los devotos de la novela no les gustó y los que desconocían la obra no comprendieron la película. Posteriormente se hizo una miniserie de tres episodios en el 2000 (una coproducción europea), que tampoco dejó demasiado buen recuerdo.
Cartel de la versión de David Lynch
Dune es una novela de cerca de 700 páginas bastante densa, describe una trama relativamente sencilla una conspiración de una familia (Harkonnen) para eliminar a otra (Atreides) dentro de un régimen feudal dentro de decenas de miles de años. El problema es que describe un mundo completamente diferente al actual, el equilibro de poder entre el Emperador, la Cofradía y las Bene Gesserit es difícil de comprender y estamos en un mundo exento de máquinas inteligentes prohibidas por una revolución religiosa siendo sustituidas por personas de habilidades especiales. La economía gira en torno a la especia, droga que expande la mente y la presciencia, producida en el planeta que da nombre a la obra Dune/Arrakis.

 Los capítulos de la novela tienen como entrada un extracto de los diarios de la Princesa Irulan que te ayudan a comprender los personajes y algunas características de las relaciones de poder, lo cual es muy difícil de transferir a una película.


Visto lo anterior la idea de mucha gente es que una película está condenada al fracaso, y que las soluciones pasan por una trilogía de películas al estilo “El Señor de los Anillos” o “La Guerra de las Galaxias”, siendo una serie de televisión otra de las opciones. El problema para una trilogía sería como dividir la historia para que cada película tenga su interés independientemente del resto y no se quede en una película de 7-8 horas que se estrena dividida en tres partes.

Soy bastante pesimista con el resultado, viendo el Hollywood actual y las declaraciones del director “Dune será un Star Wars para adultos”, me imagino una explosión de efectos especiales y un guión comiéndose media novela. David Lynch respetó bastante fielmente la historia general pero al tener que eliminar los detalles para contener el metraje quedó una película incomprensible para los que no conocían la novela y decepcionante para los fans por lo que dejó en el tintero y por los pocos cambios que hizo, no gustó el invento del arma sónica ni la ambientación zarista. La corte de Shadam IV se imagina en general con un toque oriental, algunos árabe, yo personalmente siempre pensaba en la corte de Kublai Khan de Marco Polo.

Navigante en la película de Lynch
Respecto a los efectos especiales la clave está en los gusanos de arena y en la representación de los navegantes de la cofradía, siendo estos últimos lo más complicado. Un gusano de arena no es más que un gusano gigante, pero los navegantes no tienen una descripción detallada en la novela, solo se sabe que han perdido su aspecto humano y viven en tanques de especia, lo que permite que cada lector se los imagine a su manera.

El tiempo nos dirá como resulta, esperemos que me equivoque y la película haga justicia a la novela.

martes, 16 de enero de 2018

El Halcón Maltés: el material del que están hechos los sueños

Recientemente he leído la novela “El halcón maltés” de Dashiell Hammett y he visto la película de John Huston basada en dicha novela, con la idea de ver las diferencias entre ambas. El argumento es el que se ha copiado a posteriori hasta la saciedad, una misteriosa mujer encarga a un detective privado un trabajo en apariencia no especialmente complicado y a lo largo de la historia vamos descubriendo que nada es lo que parece y todo es mentira sobre mentira.

No he encontrado diferencias, la historia es la misma, los personajes los mismos, las relaciones entre ellos no cambian y no hay diferencias apreciables. Huston ordenó a su secretaria que copiara los diálogos de la novela directamente separándolos en escenas para darle el formato de un típico guión de cine.

 
Las únicas diferencias son las inevitables para no alargar la película en exceso, recordemos que en cine se asume una página de guión equivale a un minuto de película y una novela como “El halcón maltés” que sin ser larga si supera las 200 páginas nos llevaría a una película de casi cuatro horas. Huston se limitó a reducir diálogos, fusionar escenas y eliminar personajes secundarios como la hija de Gutman o el abogado de Sam Spade que no aportan demasiado a la trama.

Seguramente por ello la película es más ágil que la novela que puede pecar de lenta por momentos, por ello me ha parecido un poco mejor la película aunque no me ha gustado que arranquen con la historia del halcón, el libro mantiene el suspense, y tampoco me ha gustado la imagen en la que matan al socio de Sam Spade, en la novela nos enteramos cuando la policía se lo comunica.


La elección de los actores me parece regular, en la novela te imaginas a Brigid O'Shaughnessy más a lo Lana Turner pero el resto no están mal elegidos.

Para finalizar, la mejor frase de la película y que le da cierre: “¿De qué está hecho[la figura del halcón]? Está hecho con el material con el que se fabrican los sueños”; no está en la novela fue una idea de Huston que adaptó la frase de “La tempestad” de W. Shakespeare "somos la misma substancia de la cual están hechos los sueños".

Son dos obras entretenidas, aunque quizás con más fama de la que merecen.

domingo, 7 de enero de 2018

Meltdown y Spectre el fallo de seguridad de Intel y otras CPUs

Tenemos nuevo desastre informático a nivel mundial y parece que será de los gordos, esta vez no es un virus, hay un par de fallos en el diseño de CPU (microprocesadores) que afectan a su seguridad y que afectan en menor a mayor medida a todos los fabricantes.


Meltdown

Con el nombre oficial de CVE-2017-5754 es una vulnerabilidad que permite acceder a zonas de memoria reservadas para el kernel (nucleo del sistema operativo), es una vulnerabilidad bastante grave y la más fácil de aprovechar de las que mencionaremos. Aunque al parecer (y no es del todo seguro) se puede solucionar o tapar con un parche por software, este reduciría el rendimiento del procesador entre un 5 y un 30%. Al parecer solo Intel está afectado por este fallo y afecta a casi todos sus micros desde 1995.  Solo se libran los Atom anteriores a 2013 y los Itanium.

Spectre

Se llama así a dos vulnerabilidades (CVE-2017-5753 y CVE-2017-5717) que permiten saltarse la separación entre aplicaciones, la ventaja sobre el anterior es que se puede parchear sin apenas pérdida de rendimiento. Estas vulnerabilidades afectarían prácticamente a todos los micros del mercado incluyendo los que usamos en tabletas y smartphones. Hay disparidad de opiniones sobre si la última generación de AMD, Ryzen, está también afectada o se libra. Los únicos que si se librarían serían los Raspberry Pi.

Soluciones

Al parecer pasa por parches de software tanto de los sistemas operativos como de navegadores. El problema es que en el caso de Meltdown provocan una caida de rendimiento. Las empresas ya sabían de estos problemas  desde hace meses pero cerraron el pico mientras trabajaban en la solución. Pensaron que cuanto menos gente conociera la vulnerabilidad menos ataques se harían.

GNU/Linux el rey de los servidores ya ha lanzado parches para minimizar el problemas, se espera que en los próximos días aparezcan los de Microsoft, Android y como no Apple que como es habitual en ellos han sido los últimos en admitir que todos sus productos están afectados.

Pero para solucionar el problema por completo habrá de rediseñar los micros.

Intel en el punto de mira

La todopoderosa Intel es la peor parada, prácticamente todos sus micros están afectados por Meltdown la más grave lo que provocará que sus micros pierdan hasta un 30% de rendimiento según la tarea cuando lleguen los parches de seguridad. Tendrán que rediseñar nuevos procesadores para solucionar el problema lo que les llevará meses siendo optimistas hasta que lleguen al mercado. Quizás AMD esté ante su gran oportunidad de recuperar cuota de mercado.

Intel como táctica está intentando igualar todos los fallos y meter a todos los fabricantes en el mismo saco (como se dice vulgarmente encender el ventilador para repartir la mierda), intentando que se vea como un fallo general, cuando uno de ellos el que más afectará al rendimiento al parchear es exclusivo de sus micros. En Estados Unidos ya han empezado las demandas en los tribunales contra Intel.

¿Los más afectados?

Para el usuario doméstico no es un problema demasiado grave, las caídas de rendimiento en juegos y aplicaciones genéricas son casi nulas, y además estas vulnerabilidades no son fáciles de explotar y puede que no merezca la pena atacar ordenadores individuales. Todo es diferente en el sector empresarial el rendimiento en virtualización y servidores puede caer un 30% lo cual significa  que muchas empresas tendrán que olvidarse del parche o cambiar equipos. Los servicios en la nube estarán entre los más afectados.  Y en estos entornos al ser más atractivos a los ataques se hacen imprescindibles los parches.