Translate

martes, 17 de febrero de 2015

Son los ordenadores All In One (todo en uno) una buena idea

Con el paso de los años, los All in one (AIO), ordenadores de sobremesa que incluyen la cpu en el monitor a imagen de los Imac se han puesto de moda, antes eran raros fuera de Apple, ahora todo los fabricantes tienen sus modelos.

Personalmente me encantan, pero me he hecho la pregunta, fuera de gustos estéticos, ¿son una buena idea?


Primero veamos las ventajas/desventajas de los otros dos formatos clásicos, la torre de sobremesa y el portátil.

Torre de sobremesa:










Ventajas
  • Potencia a precio razonable.
  • Fácil ampliación y mantenimiento
  • Teclado y pantallas grandes, cómodos para trabajar.
  • Puedes aprovechar componentes para el siguiente.

Desventajas
  • Tamaño engorroso
  • Cables molestos
  • Consumo eléctrico.
  • Complicado de mover y llevártelo de viaje.

Portátil:








Ventajas
  • Pequeño tamaño y movilidad
  • Consumen poca energía


Desventajas
  • Para altas capacidades se dispara el precio
  • No siempre es fácil ampliar y algunas averías son caras
  • Teclado incómodo para trabajar y pantalla pequeña.
  • No puedes cambiar solo CPU o pantalla, se cambia todo.

All in One:










Como vemos los puntos fuertes de uno son los débiles del otro. Algunos venden el AIO como una mezcla de ambos con lo mejor de los dos mundos, pero analizado fríamente yo lo veo al revés, nos llevamos lo peor de los dos mundos. Veamos:

Ventajas
  • Consumo eléctrico (menor que el sobremesa, pero no tan bajo como el portátil).
  • Pantalla grande y teclado cómodo.

Desventajas
  • Para altas capacidades se dispara el precio
  • No siempre es fácil ampliar y algunas averías son caras
  • No puedes cambiar solo CPU o pantalla, se cambia todo.
  • Complicado de mover y llevártelo de viaje.
Si nos fijamos, vemos que tenemos casi las mismas desventajas que en un portátil pero perdiendo parte de sus ventajas, en la práctica un todo en uno no es más que un portátil acoplado a una pantalla grande en el que podemos instalar procesadores de sobremesa o casi de sobremesa (en la práctica se instalan unos de consumo reducido con rendimiento ligeramente inferior), las tarjetas gráficas son las mismas que usan los portátiles (razón por la que todos los jugadores de videojuegos en PC tienen torres y de las grandes). La ventaja del micro no es desdeñable, porque no debemos olvidar que los clásicos micros de portátil i5-4xxxU suelen tener un rendimiento inferior a un i3 de sobremesa, en cambio los i5-4xxxT, S o R están al nivel de los i5 de sobremesa aunque sea a la cola de ellos.

Parece que la decisión lógica se inclina por desechar el todo en uno (parece más lógico un portátil de 17”), pero sabemos que la estética pesa mucho, y esa es la razón de su éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario